Si puedo

 

No puedo escuchar el canto

 que arrulla mi débil ser

 porque solo oigo el llanto

 de mi frágil vida al nacer.

 

 No puedo sentarme a contemplar

 aquello que la fe me ofrece

 cuando una lágrima fenece

 por la tristeza al mirar.

 

No puedo gozar del líquido

 que la acuciante sed me pide

 cuando  mi estómago despide

 la sal  y perezco transido.

 

No puedo comer alimento

 y cual animal herido

 me estremezco si lo intento

 perdido en el cometido.

 

No puedo besar la tierra

 que áspera y hostil me espera

 ni gozar la primavera

 que sin conocerme me destierra.

 

No puedo arrancar de mi piel

 las heridas vergonzantes

 amargas como la hiel

 en mi vida circundantes.

 

Si puedo decirte a ti

 que desprecias mi raigambre

 que te inunda la sangre

 que circula dentro de mí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s