¡¡¡Viva el vino!!!

“Es el momento” me dije. Minutos antes, esperaba que la luz de la farola dejara de iluminar la calle. Sucia, entre los rincones de la condescendencia y, con el paso de las horas, parece muerta. Es como la suave e inocente brisa que arrastra la pestilencia de los hombres sin corazón, hacia los estadios aledaños, y que penetran profundamente en mis sentidos  formando costras que se acumulan año tras año, y arrastran  la huella que el paso del tiempo dejó en sus cavidades. Cruzo la calle, sucio por el orín de los miedos instalados entre las entrañas de los seres como yo, que reivindican un espacio donde yacer en un pequeño rincón en que depositar los sueños  rotos por el desencanto, gracias a las vergonzosas mentiras  que contaminan nuestras ilusiones por el afán de poder de unos pocos. Allí están. Instalados en sus tronos de marfil y acompañados por los leones que, hora tras hora, día tras día, jalean su llegada por su boca putrefacta, la que antaño  se mantuvo callada: o no? Un coche deja parte de su caucho en el asfalto. Me golpea con fuerza y quedo tendido en medio de la calle. Me levanto; pero coño: soy yo y ese de ahí tendido también soy yo. Escucho una voz seseante: “Joder Fermín: le diste un golpe meridianamente seco y así quedó el desgraciado. Avisa enseguida al servicio de basuras y que lo retiren inmediatamente de aquí: estéticamente me horroriza. Por cierto, que casualidad: a ese le faltan los testículos; recuérdame que se los corten al otro.¡¡¡ Ay Fermín: que bien se queda uno cuando hace las cosas bien!!! ¡¡¡Viva el vino!!!”

En fin: así son las cosas. Lo que más me jode es que ni tan siquiera pude decir: ¡¡¡Viva yo!!!

6 comentarios sobre “¡¡¡Viva el vino!!!

  1. Reblogueó esto en Carlotay comentado:
    Este relato cuando lo lees te deja en un jaque como en una partida de ajedrez, momento en que uno no se decide por el próximo movimiento y no sabe cual escoger para proseguir en el juego.
    Me voy a arriesgar.
    Creo que Fermín, simboliza nuestro otro yo directamente conectado con la doble dimensión que nos rodea. Esa dimensión que está por encima de todos nosotros y Fermín es el que se encarga del alma al pobre desgraciado borracho que no sabe ni donde se encuentra sumergido en su desdicha y del otro que vive en la otra dimensión.
    Pero aparece otro personaje por encima de Fermín, este es el que lo controla todo, el destino, el juego de la vida y la muerte, nuestra forma de vivir y tomarnos las cosas y las dos dimensiones. La nuestra, la realidad en la que vivimos y la otra, esa que no vemos pero presentimos.
    Creo que he sido demasiado atrevida con mi comentario. Pero me ha dejado sorprendentemente pensativa a la vez que entusiasmada al leerlo imaginándome esta historia de la historia que acaba de redactar.
    Un saludo Sr. Barrachina.

  2. Este relato cuando lo lees te deja en un jaque como en una partida de ajedrez, momento en que uno no se decide por el próximo movimiento y no sabe cual escoger para proseguir en el juego.
    Me voy a arriesgar.
    Creo que Fermín, simboliza nuestro otro yo directamente conectado con la doble dimensión que nos rodea. Esa dimensión que está por encima de todos nosotros y Fermín es el que se encarga del alma del pobre desgraciado borracho que no sabe ni donde se encuentra sumergido en su desdicha y del otro que vive en la otra dimensión.
    Pero aparece otro personaje por encima de Fermín, este es el que lo controla todo, el destino, el juego de la vida y la muerte, nuestra forma de vivir y las dos dimensiones.¿Que dimensiones? La nuestra, la realidad en la que vivimos y la otra, esa que no vemos pero presentimos.
    Creo que he sido demasiado atrevida con mi comentario. Pero me ha dejado sorprendentemente pensativa a la vez que entusiasmada al leerlo imaginándome esta historia de la historia que acaba de redactar.
    Un saludo Sr. Barrachina.

    1. No está mal tu interpretación. Por mi parte, veo al indigente como muchos desahuciados que no tienen un pequeño lugar donde vivir y las circunstancias, les robaron incluso los sueños. Fermín, es el personaje que da todo por bueno y que se resigna a ser un esclavo que recoge hasta la mierda que el gran señor esparce. En cuanto al personaje”machote”, este gran señor, muchos son los que ejemplos que salen a la luz en este país todos los días. Les importa un bledo la miseria de los que no tienen que comer o donde dormir mientras llenan los bolsillos de vividores, banqueros y demás fulanos indecentes. Un saludo Carlota.

      1. Es verdad, está muy bien relacionado el problema social en el que estamos todos tocados pero hay un punto donde me pierdo. Aquí es donde me he despistado.
        Cito.:
        “Me levanto; pero coño: soy yo y ese de ahí tendido también es yo. “Joder Fermín: le diste un golpe meridianamente seco y así quedó el desgraciado. Avisa enseguida al servicio de basuras y que lo retiren inmediatamente de aquí: estéticamente me horroriza. Por cierto, que casualidad: a ese le faltan los testículos; recuérdame que se los corten al otro.¡¡¡ Ay Fermín: que bien se queda uno cuando hace las cosas bien!!! ¡¡¡Viva el vino!!!” En fin: así son las cosas. Lo que más me jode es que ni tan siquiera puedo decir: ¡¡¡Viva yo!!!”

        ¿Te refieres que somos para ellos menos que la basura? Esos que no conocemos y controlan todo el mundo.

      2. Te darás cuenta que el pobre infeliz pasea por delante del Palacio de Congresos, y uno de sus leones no tiene testículos y este “señor”, con nombre y apellidos, quiere castrar al otro en un acto reflejo por tenerlo todo atado y bien atado. Sería una forma de castrar definitivamente a una sociedad que se encuentra desahuciada. En cuanto al hombre atropellado, se ve el mismo tirado en el suelo y lamenta no poder decir VIVA YO por estar ya muerto. Saludos Carlota. Me gustó tu escrito.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s