El gozo y la sombra

No puedo olvidar el  instante

en que me dijiste: mi paz te doy.

Inundaste de gozo mi alma

y así pude acercarme a ti.

Seguí  tu andar por el mundo

y de tus manos, tu sangre bebí.

¿Porque me dejaste

perdido en mi sombra

sin probar el pan,

que en tu cuerpo yo vi.

Un comentario sobre “El gozo y la sombra

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s