El Sol y la Luna

Anclada en una noche de verano, la luna contempló el cielo infinito y trató de comprender el porqué de su desencuentro con el Sol. Rememoró la única vez que se acercó calladamente hasta él y depositando un cariñoso beso en su mejilla, le comentó que deseaba demostrarle lo muy feliz que la hacía el hecho de verse iluminada por él. “Me gustó tu beso amiga Luna; pero cuídate cuando te acerques silenciosamente a mí. Al igual que ilumino tu rostro en una cálida noche de estío, puedo abrasar tu semblante y convertir tu pálida y deliciosa mirada en un volcán incandescente donde las almas que elogiaron tu luz, sufrirán eternamente la imprudencia de un deseo satisfecho”.

2 comentarios sobre “El Sol y la Luna

  1. Siempre atraída por la luna llena, tan hermosa brillando adelantándose a todas las estrellas.
    Estas palabras me han hecho reflexionar.
    La generosidad que recibes puede ser traicionera.
    El Sol por lo menos fue justo y le avisó.
    Hay que brillar por uno mismo y no esperar.

  2. Quantes coses s’han escrit sobre el sol i la lluna… i així tot, quantes coses queden per dir. Lirisme pur, Barrachina, felicitats.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s