Imagen (137)

Accedo al interior de tu mirada,

y veo el sol ardiente que, sin piedad,

golpea mis sentidos, y me conmina a pensar que,

 tú, deseas mi dolor y, así, laceras

mi luz absorbiendo mi vida.

 Solo me queda esperar

el momento oportuno en que, tú,

decidas transigir en tu empeño para,

a continuación, permanecer en ti, dar vida

 con mis palabras a tu silencio y apagar tu fuego,

 con mis lágrimas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s